miércoles, 12 de agosto de 2015

Romance para Nubia


Evaluación /Carmelo Gómez  / CUBA




Marina / Vladimir Iglesias Gerardo / CUBA

I

Piensas que el sol cuando cae
sobre el silencio del cielo,
en su naranja imponente,
es quien me inocula el miedo.

Piensas  que bajo la piel
escondo yo algún reflejo
de iridiscente metal
para mantenerme ileso.

¿O  acaso piensas que vivo
en onírico universo?.





Presagio 3 / Denis Núñez / CUBA

No le temo ya al ocaso,
ni hay coraza ni asidero.
No suelo soñar quimeras.
Hace mucho estuve preso
entre los sueños absurdos
sin portar un amuleto,
y supe que la utopía
siempre se la lleva el viento.





Creencia / Jesús Hermida / CUBA

No me juzgues y averigua
si yo soy un hombre bueno,
si sé de auténticos grises
más allá del blanco y negro,
pues lo puro del color
no es algo que sea eterno:
la mancha siempre aparece
en el alma o en el cuerpo,
pero se cura si sabes
verte a través del espejo.

Así que no juzgues nunca
la pasión por la que muero.
Mi vida fue una continua
frase inexacta en el cuento.






Flamboyán / Miguel Alfaro / CUBA
Deja que llene el vacío
que en mi infancia estuvo pleno,
así podré redimirte
y lacrar todos los sellos
mientras alumbre un paisaje
que no sea el de los muertos.

Deja que limpie de ortigas
el jardín de tu recuerdo.
Abre de una vez la puerta
y permite, una vez dentro,
busque las risas de antaño
y borre el frío del hielo,
porque sigo siendo el niño
que se sintió como un reo,
y porque fui flamboyán
con sus raíces de isleño:
un árbol de tronco noble
y de flores rojo fuego.



Derrumbe parcial/ dibujo de Denis Núñez / CUBA

Y cuando llegue a tu vera
y te cante el son entero,
el que el viejo Nicolás
escribió con negro acento,
yo desnudo sanaré
la herida honda del pecho,
la que me sangra de noche
y de día es un desierto;
la que me duele rabiosa
en el pectoral izquierdo,
porque su sangre confusa
ya no soporta el invierno.

Alma Desnuda / Carlos Verdial / CUBA
II



Nubia, ínsula encendida,
terruño de mis ancestros.
No creo que exista un día
en que no diga: te quiero.
Estás en todas las horas
que van gastando mi tiempo.

Eres agua en la clepsidra
y la clepsidra es veneno
que agranda el mar con sus gotas
y lo deja sin aliento,
pues la distancia se nutre
del más mínimo recuerdo
que se escape en las mareas
del océano insurrecto.
Así fagocita todo,
como un paramecio ciego,
hasta dejar que la nada
invada cada agujero,
para que el cruel desarraigo
te vista en su terciopelo
y tale cada retoño
que reverdezca en tu seno.


Vuelo Ciego / Maykel Herrera / CUBA

Eres un pájaro herido
que vuela  triste a lo lejos,
eres la madre de Abdala
y la madre de mi acervo,
porque nací de tu vientre
para ser un hombre nuevo,
pero no siempre el destino
te lleva por buen sendero
pues muchas veces te marca
con su incandescente hierro
como a una res de rebaño,
como a un inane borrego.


El tronco velador / Julio César Aguilar Rodríguez / CUBA

No me juzgues, no me apartes
ni del monte ni del pueblo,
porque he de volver guajiro
como un hijo predilecto
y de nuevo ser raíz
bajo el manto de tu suelo.


Si vuelves a serme fiel
te preñaré con mi verso.

O. Moré

2015




Óleo de Ernesto García Peña  / CUBA


El Destino / Carmelo Gómez / CUBA