sábado, 14 de octubre de 2017

La isla, otra vez, en peso (a propósito del Sentimiento de la urgencia y la obra de Pablo Quert)

Nada diferencia la concepción literaria de la concepción plástica, el proceso creativo es idéntico. En el primer caso, el creador dibuja imágenes con las palabras, en el segundo, crea palabras con las imágenes.
El dibujo, el óleo, la acuarela, etc, pueden ofrecer un discurso poético, de la misma forma que el poema o la prosa pueden ofrecer un discurso pictórico. En resumidas cuentas, estamos hablando de arte, independientemente de cómo se manifieste.
Pero, yendo más allá, cuando ambas son leídas o visionadas por estos artistas (pintor y narrador o viceversa) da pie a inspiraciones mutuas: un poema o una narración puede inspirar una obra plástica, y una obra plástica puede inspirar una obra literaria, independientemente de lo que cada autor haya querido reflejar en ellas, porque lo mejor de esto es que cada cual (léase también lector o espectador) pueden crear, interpretar, imaginar, discernir y hasta extrapolar el significado plasmado por el autor y dotarlo de otra lectura completamente distinta, de otra simbología que, simplemente, enriquece aún más el corpus y el espíritu de la obra.

Con estas palabras, ahora un poco más ampliadas, hacía yo la introducción a un post en mi blog refiriéndome a la novela del escritor argentino Gavrí Akhenazi “La pasión triste”, al dibujo que hice sobre el autor y a la prosa poética que inspiró aquel dibujo. Hoy me sirvo de ellas para presentar estas espinelas inspiradas en un cuadro del pintor cubano Pablo Quert. Espero disfruten de ellas, de la obra de Pablo y saquen ustedes sus propias conclusiones; sólo hay que poner en forma la imaginación.



La isla pende del cielo
en un horizonte mudo
y en el cisma cada nudo
atando va al desconsuelo.
La isla es un escarpelo
asentada en las cabezas
de dos hombres sin certezas
para afrontar el mañana,
porque la bestia insulana
no sabe de sutilezas.

Por un lado la razón
y por otro la memoria;
y la vida perentoria
en constante sedición.
Hay un punto de inflexión
que a las mitades aboca
para de una misma roca
ser redentor mineral
y en un azul esencial
ser el mar que se trastoca.

O. Moré / 2017
 
El uso de la razón y la memoria / Pablo Quert / CUBA